Domotek


CONFORT

El circuito de iluminación puede ser controlado mediante un pulsador cercano a  la puerta principal. Accionando ese pulsador, se produce el corte de suministro eléctrico de las distintas asociadas a el.

El beneficio es la comodidad y seguridad para el  usuario de que al salir por la puerta quedan todas las luces de la casa asociadas a ese pulsador.

La forma de encender o apagar algunas luminarias, puede automatizarse, bajo distintas posibilidades de control, en función de las necesidades de los usuarios. Por ejemplo, regular la intensidad de la iluminación de una estancia al mantener presionado un pulsador, el encendido automático de ciertas luces ( hall de entrada, pasillos, cuartos de baño, etc…) mediante detectores de presencia.

La iluminación puede ser regulada evitando el encendido innecesario o adaptándola a las necesidades del usuario.

También la iluminación de una estancia puede ser controlada, en función de la presencia o ausencia de usuarios en la estancia. Es preciso indicar que el sistema domótico ofrece la posibilidad de encender y apagar la iluminación de forma manual.

Su beneficio es el confort visual del usuario y el ahorro energético en caso de olvidarse encendida algunas luz.

El usuario controla la iluminación de la estancia mediante un mando a distancia.

El control de la iluminación de una o varias estancias puede realizarse a través de un mando a distancia, con independencia del tradicional mecanismos de mando eléctrico ( interruptor). Un mismo mando a distancia puede controlar distintas luminarias. Opcionalmente, el mando a distancia puede disponer de la función “dimmer”, es decir, de la posibilidad de regular el nivel de luminosidad de la luminaria.

El beneficio es el incremento de confort del usuario.

Puesta en marcha y paro de equipos a través de un mando a distancia.

Mediante un mando a distancia es posible controlar además de la iluminación, otros equipos e instalaciones de interés para el usuario: apertura de la puerta del garaje, motorización de persianas y toldos, etc… Es posible utilizar un mando para el televisor, vídeo, cadena de alta fidelidad e incluso para el aire acondicionado.

El beneficio es la comodidad en la realización de distintas acciones habituales en el hogar.

Automatización del funcionamiento de algunos equipos e instalaciones domésticas, bajo distintas opciones de uso, horario, condiciones ambientales, etc… Es posible automatizar la puesta en marcha y paro de estas instalaciones en función de distintos parámetros. por ejemplo, anular la activación del sistema de riego del jardín en caso de lluvia, recoger los toldos en caso de viento de gran intensidad para evitar roturas.

El beneficio es el funcionamiento optimizado de los equipos e instalaciones domesticas, que pueden repercutir de forma distinta en la vida del usuario, en su confort o en su percepción de la comodidad y seguridad de la vivienda. Ejemplo, evitar el consumo innecesario de agua.

Con la domótica se pueden crear escenarios. Los cuales son muy útiles para aumentar el confort, pero además ahorran tiempo y aumentar la seguridad en el hogar.

Se pueden crear un número de ” modos de vida ” que permita con una simple pulsación de un interruptor, mensaje de voz, SMS, pulsación de una pantalla de Internet, el acceso a una habitación, cambiar las características de la casa. Algunos escenarios típicos pueden ser.

-Noche: Apaga todas las luces dentro de la casa menos en el pasillo de los dormitorios, quedan al 25% y las del jardín que quedan encendidas, baja las persianas y arma la planta baja donde la temperatura baja a 16º.

-Mañana: Al despertarse dando un único botón, se enciende la luz de la escalera y la cocina, apaga las luces del jardín y activa la cafetera que habíamos llenado con agua y café la noche anterior. La temperatura sube a 22º en el baño y a 20º la planta baja.

-Me voy de casa: Arma toda la casa, controla que todas las ventanas y puertas estén cerradas, baja todas las persianas al 25%, apaga todas las luces y baja la temperatura a 16%, que luego pone a 20º para cuando vuelvan los niños del colegio.

-Home cinema: Enciende el proyector, baja la pantalla de proyección, enciende el amplificador y el DVD, baja las persianas y apaga todas las luces de la planta donde se encuentra esté el home cinema, pone la iluminación ambiental al 25% y arma la planta superior y el garaje.

-Cena: Apaga las luces de los pasillos, pone las del comedor al 75% y la iluminación de la cocina al 25%, activa la alarma del garaje y activa una música baja ambiental.

Es importante decir, que todos los parámetros de estas escenas son meros ejemplos y será el usuario quién podrá escoger cuales son los calores que más se adecuen a sus costumbres.